Madre Tierra

Suelo despertar feliz todas las mañanas y dando gracias por un nuevo día y por este maravillosa tierra en la que vivimos.

Hoy es el día internacional de la tierra, desde aquí me gustaría hacer un llamado a todos mis seguidores de tomar conciencia todos los días sobre el cuidado y preservación de nuestra madre tierra. La tierra es nuestro hogar, el de animales y las plantas… nos aporta agua y alimentos, es nuestra vida y es nuestra libertad.

La situación del medio ambiente en estos momentos es muy oscura y triste. Juntos podemos cambiar los errores del pasado siendo conscientes de nuestros actos. Todos podemos trabajar para ser mejores personas para nuestra tierra. Las semillas que vayamos plantando hoy, florecerán, hay que hacer un esfuerzo para crear la mejor versión de nosotros mismos para un mundo mejor.

Disfrutar de un bello amanecer con el canto de los pájaros, el sonido de las olas y el olor a mar, me hace sentirme llena de energía y me pone feliz. La naturaleza es la curación, así la siento yo.

A la tierra, al mar, al océano, al aire …gracias por tu sanción y por hacerme sentir salvaje y libre! 

 

 

Alma femenina

Hoy es 8 de marzo el día de la mujer. En este día se conmemora la lucha de la mujer en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

Yo, feliz de ser mujer, de ser quien soy, me siento orgullosa de todas las mujeres que algún día sembraron la paz, unas genias del arte de la vida.                                                                  

Pactaron, cuidaron, conciliaron, amaron y soñaron con un mundo mejor. Ellas nos dieron la paz y la esperanza.

Una amiga muy sabia me dijo una vez... "Se trata de ir siendo aquí y ahora las mujeres que queremos ser"  y tú lo estás haciendo mas que bien. Esas palabras de mujer a mujer fueron muy sanadoras y liberadoras. Siempre me colgaron el cartel de loca (con amor) , de sinvergüenza, la razón de ser así es que aún soy esa niña que fui, parte de mi no quiere crecer y lo mejor de todo es que conservar a tu niña interior tiene unos resultados poderosos.

Nuestra niña interior es parte de nuestro auténtico yo, el yo que era antes de tener que usar máscaras y asumir un falso yo, con el fin de sobrevivir en nuestras familias y en nuestras culturas y sociedades. Os animo a sacar a la niña que lleváis dentro a explotar vuestra esencia, vuestra verdad y vuestra vitalidad.                                                              

Tenemos que aprender a valorarnos como mujeres, a amarnos, a abrazarnos y liberarnos.

 

Acompaño este texto con un lugar que ha sido muy importante para mi en mis años en Australia. Allí nadaba y compartía momentos mágicos con mis mujeres.                                                          

A solo un par de km de mi casa se encontraba el Tea tree lake. Su agua es rojiza por la filtración de las hojas de los árboles de té. El lago ha sido un lugar sagrado de parto durante miles de años para las mujeres aborígenes. Es un lugar solo para mujeres. Cuando nadas en sus aguas puedes sentir una presencia abrumadora...la sensación de estar protegida. Sientes una conexión con los espíritus ancestrales de esta tierra, como si las abuelas del pasado aún están allí. 

Feliz vida mujeres porque todos los días es nuestro día.

Gracias a mi madre por darme la vida y su amor incondicional.

A mis hermanas por su apoyo y tantos momentos compartidos en la vida de cada una de nosotras, porque no podría describir la química que existe entre nosotras.

A mi gran abuela, la mujer más bondadosa que conocí, que un día se fue pero su alma sigue conmigo dándome un poder incalculable. 

A mis primas que son como mis hermanas, a mis tías que son mis madres y a todas mis niñas y mujeres poderosas de este mundo.